Cine y TV

“Rápidos y furiosos 9” el espíritu de la franquicia original sigue viva

Dwayne Johnson y Jason Statham protagonizan este filme que presenta dos horas de adrenalina fílmica a toda marcha

Un error imaginar que Hobbs (Dwayne Johnson) y Shaw (Jason Statham) no pueden llevarse bien para trabajar juntos en una misión: impedir que un virus mortal caiga en manos equivocadas para su propagación. Obviamente, para impedir una catástrofe, ellos destrozan todo lo que esté a su paso, ya sea a punta de golpizas, persecuciones o explosiones. Ah, y su toque de comedia gracias a sus discursos.

Hay algo que también los une además del propósito de salvar al planeta. ¿Qué? Algo que han ocultado en sus sentimientos, pero detrás de esos “alfa”, como ellos se denominan, hay unos tiernos y amables hombres musculosos que tienen una cuenta pendiente con sus respectivos corazones. ¡La familia!

Pregúntate qué estarías dispuesto a hacer por tu hermano y qué estaría dispuesto a hacer él por ti en situaciones críticas tras estar distanciados por pleitos. En este caso, Hobbs y Shaw, fieles a su estilo de tipos rudos, te ayudarán y se ayudarán a responderlo desde Inglaterra y Estados Unidos hasta Rusia y Samoa, quemando llanta y haciendo músculo.

La actriz mexicana sigue en su sueño por afianzarse en Hollywood. En esta ocasión tiene una breve aparición, pero le saca provecho para echarle una manita a Hobbs y Shaw . Puede presumir de ser Madame M, una mujer empoderada (y con muchas armas) que puede mirar a los ojos, sin corazón y sin miedo, a Brixton (Idris Elba), el imbatible villano de la historia.

Esta entrega continua con su muy funcional y conocida formula de tema principal que es el valor de la familia y trabajo en equipo aunque en ocasiones no parezca así ambos personajes terminan trabajando en conjunto para obtener grandes resultados.

La musicalización acompaña el montaje fusionándose con balas y explosiones para conformar un diseño de sonido que recuerda a los modernos videojuegos.

Está claro que para disfrutar de este metraje, como del resto de la serie, hay que desprenderse de los prejuicios y la búsqueda de realismo, entrar en el código y pensar la acción como si fuera parte de un cómic. Como entreteniendo pochoclero, Hobbs & Shaw cumple con lo que promete, dos horas de adrenalina fílmica a toda marcha.

Artículos relacionados

Back to top button